Usted está aquí

Historia

Historia

¬† ¬† Los conocidos tambi√©n como pueblos de la Sierrilla se localizan en plena Sierra de Pancorbo, en la zona m√°s oriental de los Montes Obarenes. Tres peque√Īos pueblos, Valderrama, Ranera y Cubilla, hist√≥ricamente vinculados al resto de pueblos del Valle de Tobalina.

    El nacimiento de la localidad de Valderrama, del Partido de la Sierra en Tobalina, se corresponde con los primeros momentos de la repoblación altomedieval con el nombre de "Valle de Rama".

¬†¬†¬† En los llamados votos de Fern√°n Gonz√°lez, a mediados del siglo XII, se la cita ya como entidad propia, independiente de Tobalina y como intermedio entre los alfoces de Petralata (Fr√≠as) y Tedeja (Trespaderne). Casi con toda seguridad durante la repoblaci√≥n de Fr√≠as, a comienzos del siglo XIII por Alfonso VIII, todas las aldeas de Tobalina, entre ellas la del Partido de la Sierra, pasaran a formar parte de su municipio, por lo menos as√≠ consta en el siglo XIV. En el a√Īo 1373 pasaban Valderrama y sus lugares, al mismo tiempo que Tobalina, al r√©gimen de se√Īor√≠o dependiente de una de las familias m√°s poderosas de Castilla, los Velasco.

¬† ¬† En el a√Īo 1588 Valderrama estaba formada por cuatro barrios, antiguos lugares semidespoblados que conservaban sus parroquias, entre todos sumaban 40 vecinos. La villa de Fr√≠as sigui√≥ ejerciendo como capital del valle de Tobalina hasta el a√Īo 1728, cuando se independiz√≥ formando un ayuntamiento propio con capital en Quintana Mart√≠n Gal√≠ndez.

¬†¬†¬† Un siglo despu√©s, en el a√Īo 1834 se formaron dos ayuntamientos constitucionales dentro del valle de Tobalina: uno se denomin√≥ "Valle de Tobalina" y el otro "Partido de la Sierra en Tobalina", con capital √©ste √ļltimo en Valderrama. Por aquella √©poca lo integraban 359 habitantes y ten√≠a lugares como Cubilla, Ranera, Villanueva de los Montes y Zangandez, igual que en la actualidad, y ocupaba dos bolsadas, una con la capital y Cubilla, y la otra con el resto de los lugares. En la actualidad Valderrama est√° integrado dentro del partido judicial de Villarcayo, y su nombre oficial, Partido de la Sierra en Tobalina, recuerda su pasada vinculaci√≥n a Tobalina al tiempo que resalta su independencia de la cercana ciudad de Fr√≠as.

 

  • Entre el valle y la monta√Īa

¬† ¬† Los pintorescos pueblos que conforman este municipio, aun contando con muchas caracter√≠sticas comunes, presentan grandes contrastes entre ellos en cuanto a sus paisajes, a su emplazamiento y a su trazado urbano. Cubilla es un pueblo de monta√Īa y su trazado urbano en forma de huso es un magn√≠fico ejemplo de adaptaci√≥n a la morfolog√≠a del terreno en el que se asienta.

    Valderrama se extiende en dos barrios sobre una loma que también condiciona su trazado.

    Por otra parte, Ranera, a orillas del río Molinar, también se encuentra dividido en dos barrios, uno a cada lado del río.

¬† ¬† Son pueblos en los que a√ļn se conservan interesantes ejemplos de la arquitectura popular tradicional, en la que se combinan las formas de las casas monta√Īesas con las m√°s modestas que caracterizan a las construcciones de La Bureba. Aunque la mayor parte de las casas est√°n construidas principalmente de piedra y toba con paredes de mamposter√≠a, es frecuente tambi√©n la utilizaci√≥n de entramados de madera con toba o adobe. Algunas casas lucen portadas con elegantes arcos de grandes dovelas e incluso algunos blasones.

 

  • El paso de Roma

¬† ¬† Estas tierras, que estaban probablemente poco pobladas, por gentes dedicadas fundamentalmente a la ganader√≠a y carentes de asentamientos estables, fueron utilizadas por Roma como lugar de paso. A√ļn se conservan algunos tramos de la v√≠a romana del Portillo del Busto, que procedente de La Rioja se dirig√≠a hacia los puertos del Cant√°brico, pasando a orillas del r√≠o Molinar por Ranera, para cruzar el r√≠o Ebro cerca de Fr√≠as y continuar hacia el norte atravesando la Sierra de √Ārcena por el desfiladero del r√≠o Pur√≥n. Aunque es posible que se conserve alg√ļn elemento romano, casi todos los restos que hoy se pueden ver son medievales.

    Otro vestigio del paso de Roma por estas tierras es la lápida hallada en Ranera. Esta lápida, que ha sido datada en el siglo II de nuestra era, tiene una inscripción latina difícil de interpretar que hace referencia a alguien de nombre Calpurnia Patierna.

Scroll top